Mi Historia Danzada #5

Hoy es el turno de la historia danzada de Yamila Ketti ūüôā

Bailo desde muy peque√Īita. Mam√° es artista y siempre deseo que yo tambi√©n lo sea.

Comenc√© con ballet a los 3 a√Īitos. A los 6 prob√© danza √°rabe y a los 7 contorsionismo. Toda mi infancia se enfoc√≥ en bailar, que para mi suerte lo pude hacer y disfrute mucho, sal√≠a de la escuela y merendaba en una estaci√≥n de servicio hasta entrar a una clase de ballet, luego a casa o a la clase de √°rabe, otro d√≠a a entrenar para las competencias de contorsi√≥n. Participe de muchas muestras, presentaciones individuales y competencias.¬†

Con tan solo 12 a√Īos pude recibirme de los profesorados privados de √°rabe y danza cl√°sica. Sin lugar a dudas en mi adolescencia segui bailando.

A los 16 a√Īos comenc√© a trabajar como ayudante de danza cl√°sica infantil de mi maestra de toda la vida, fue la puerta a lo que continuo haciendo hasta hoy; trabaj√© en pueblitos de alrededores y en muchos estudios privados de mi ciudad.¬†

Hasta que al momento de terminar la secundaria, decidí audicionar para entrar en la Universidad de Artes. Fue un golpe de agua fría darme cuenta que había un mundo más grande por descubrir en la Capital, f

uera de los profesores que habían o venían a mi ciudad. 

No entr√© al primer intento, pero me sirvi√≥ y lo agradezco, perfeccione mi t√©cnica e incorpor√© otras que no dominaba, al siguiente a√Īo pude entrar y fue un gran cambio. Vivir en la gran ciudad, sola y afrontando lo desconocido, pero algo que nunca se alejo de m√≠, o yo de ella, fue la Danza.

Hoy, despu√©s de cuatro a√Īos, siendo estudiante de artes del movimiento, siendo docente y bailarina, sigo¬†

cuestionandome si es el camino correcto, si lo que estoy haciendo es lo mejor, si vale la pena seguir, y hasta en los momentos grises la respuesta es siempre si. 

El arte y el lenguaje de la Danza es parte de mí, de como soy, de mi cotidianeidad, de mi entorno, de lo que disfruto y me hace feliz. Nunca deja de sorprender todo lo que sucede a su alrededor. 

Cuantas veces intentamos algo y no ocurre, y cuantas veces mas debemos seguir

adelante para cumplir nuestros sue√Īos. Gracias Yami por compartir tu historia!

Tati.-

Ph: Flor Falabella

Leave a Reply